PANTALLAS FACIALES PROTECTORAS

PANTALLAS FACIALES PROTECTORAS.

¿En tu trabajo necesitas pantallas faciales protectoras y no sabes la que comprar? ¿Eres de las personas que ahora que va pasando el virus te sientes más seguro utilizando una pantalla facial protectora?

Si buscas tu tranquilidad personal o la de los trabajadores de tu empresa, en Guanta, como expertos en artículos de protección higiénica te mostramos diferentes opciones.

¿Para qué sirve una pantalla facial protectora?

En el mundo laboral es parte de los EPI (equipos de protección individual) que son necesarios en varios sectores.

Su utilización consigue garantizar la defensa frente a salpicaduras en ojos, cara y parte del cuello del trabajador, o de cualquier persona que la utilice.

Nos podemos encontrar dos tipos de pantallas faciales protectoras. Las que cuentan con certificaciones, incluidas las que las hacen aptas para uso con alimentos y otras más básicas creadas con la función de barrera frente a salpicaduras leves.

Por línea general la pantalla facial protectora es desechable, existiendo otras que pueden desinfectarse después de su uso.

Si cuentas con una de estas, la forma de desinfección es:

  1.  Utilizar un detergente enzimático para eliminar la materia orgánica.
  2. Aclararla con agua.
  3. Desinfectar con hipoclorito sódico diluido en la proporción indicada por el fabricante.
  4. Volver a aclarar.
  5. Secar.

¿Qué sectores demandan las pantallas faciales protectoras?

  • De extendido en el ámbito sanitario.
  • Higiene dental.
  • Cadenas de despiece.
  • Supermercados.
  • Equipos de limpieza que utilicen máquinas de presión.
  • Farmacéuticos.
  • Operarios de diferentes sectores.

Ya seas particular o profesional en Guanta encontrarás si buscas la seguridad ante las salpicaduras deberás utilizar la pantalla facial que mejor se adapte a tus necesidades.

¿Quieres complementarlo con las mascarillas o guantes desechables?

Navega por la web y descubre la información que aporta.