GUANTES PARA HOSPITALES

GUANTES PARA HOSPITALES

Los guantes para hospitales son uno de los elementos más importantes en los equipos de protección individual del sector sanitario.

Los profesionales de la salud deben contar siempre con existencias suficientes para mantenerse seguros ante posibles crisis como la que ha provocado la pandemia del Covid-19 en los últimos años.

En Guanta somos conscientes del encomiable esfuerzo que han llevado a cabo todos y cada uno de los grupos profesionales que han desarrollado su labor en los hospitales de todo el mundo para cuidar la salud de la ciudadanía y les transmitimos nuestro más sincero agradecimiento.

Hemos elaborado un completo catálogo de guantes para hospitales de la mejor calidad y nos comprometemos a enviarlos al centro sanitario seleccionado a la mayor brevedad posible para que nunca más se quede un profesional sin el equipo de protección necesario para desarrollar su trabajo con la máxima seguridad.

 

Los mejores guantes para hospitales

El uso de guantes para hospitales ayuda a proteger de infecciones tanto a los profesionales como a los pacientes. Estos son los modelos más adecuados para el sector sanitario.

Guantes de látex sin polvo

Los guantes de látex son los más utilizados en el ámbito sanitario por su sensibilidad, flexibilidad y resistencia. Hace algunos años, los guantes de látex sin polvo eran más difíciles de poner y quitar.

Sin embargo, hoy en día son sometidos a un proceso de lavado durante la fabricación que finaliza con un recubrimiento a base de polímeros sintéticos, lo que facilita a los profesionales su manipulación.

Además, la ausencia de polvo protege a las manos más sensibles de alergias e irritaciones en la piel.

Guantes de nitrilo sin polvo

Los guantes para hospitales de nitrilo son la alternativa perfecta para los profesionales alérgicos al látex. Están fabricados en caucho sintético y están libres de polvo, algo que agradecen las manos que necesitan un cuidado especial.

Otra de las ventajas de los guantes de nitrilo es su robustez y su alta resistencia a la perforación, un plus cuando se trata de proteger la seguridad de los y las trabajadoras sanitarias.

Guantes de látex con polvo

Los guantes de látex con polvo cumplen con la normativa EN-455, que garantiza su resistencia a la penetración de agua y líquidos, y la ASTM F 1671, muy importante en los últimos tiempos, y que valida a los guantes como aislantes contra virus y patógenos.

Para las personas que no son alérgicas al látex, el polvo de estos guantes les sirve como barrera ante el contacto con productos químicos, muy habituales en los departamentos de limpieza, y les protege contra el exceso de humedad provocado por la sudoración.

 

Guantes de nitrilo Rubbergold

Los guantes de nitrilo Rubbergold están considerados como la nueva generación de guantes para hospitales. Su proceso de fabricación está completamente automatizado, lo que los convierte en el tipo de guante más aséptico del sector.

Además, están empaquetados en plástico reciclado en la propia cadena de montaje y cuentan con un abrefácil en la zona de los puños para facilitar la extracción individual.